Amor, ¿a la mexicana?

Dicen que el lenguaje del amor es igual en todas las latitudes; sin
embargo, en nuestro país tenemos un concepto diferente y a la hora de
demostrarlo predomina el pensamiento machista, ¿será el caso de ustedes?
Descúbranlo con este test.

 

1. Ambos tienen una posición laboral prometedora. Un amigo de ustedes resalta
la bonanza pues al reunir sus sueldos podrán crecer mucho, antes de que termine
su idea tu novio:

a) Aclara que ya habló contigo para que dejes el trabajo apenas regresen
de la luna de miel, pues su principal idea es que te conviertas en una magnífica
ama de casa y seas mamá de tiempo completo cuando lleguen los hijos.

b) Comenta que aunque tú vas a seguir trabajando, el hombre de la casa
será él y será el responsable de responder en todos los sentidos ¡faltaba más!

c) Comparten lo emocionados que están pues, efectivamente, juntos podrán
lograr una estabilidad económica que les permita crecer también en otros
sentidos.

2. En la organización de la boda y al montar su nueva casa, ¿cómo se
dividen las responsabilidades?

a) Él se hace cargo de absolutamente todo y sólo me avisa cuando está
listo.

 b) Tratamos de repartirlas,
aunque él siempre termina dictándome lo que debo hacer.

c) Decidimos juntos cada detalle y compartimos las cuentas, sabemos que
los dos tenemos el mismo compromiso.

 

3. Los invitan a cenar a la casa de tus papás y, de pronto, tu novio se
da cuenta que dos de sus cuñados varones ya no tienen nada para tomar, ¿qué
hace?

a) Sin en el menor reparo te dice: “Oye amor, ¿ya viste que los vasos
están vacíos? ¿Por qué no nos sirves?

b) Entre broma y broma, te deja ver que tú como anfitriona eres la
responsable de ver que todo esté bien y sólo por ese momento, él se ofrece a
servirles las bebidas.

c) Mientras él va por los refrescos a la cocina, tú prepara los vasos y
juntos atienden a todas las personas.

 

4. Tu novio te acompaña a hacer algunas compras de ropa para su viaje de
bodas. A ti te gusta un vestido entallado que te hace lucir hermosa, cuando él
te ve, te dice que le agrada, pero prefiere que elijas algo menos provocativo,
tú:

a) Te entristeces, pero no eres capaz de contradecirlo, así que lo dejas
y le pides que él te diga cuál le gusta para ti.

b) Tratas de negociar con él, pero no cede y abandonas la batalla, estás
de acuerdo con el dicho de: “donde manda capitán, no gobierna marinero”.

c) Le dices que a ti te gusta mucho cómo se te ve. Al verte tan
convencida él acepta que te ves radiante y te apoya para que te lo lleves.

 

5. Una amiga te ha propuesto que aprendan a bailar en el tubo, el
deporte de moda que además promete una figura de ensueño. Cuando tu novio se
entera:

a) Se muere de risa y te cuestiona: “¿Acaso no eres una mujer decente?”,
por supuesto que te prohíbe volver a ver a esa amiguita tan creativa.

b) Te dice que no te gusta esa mentalidad tan abierta, pero que si
decides ir, él irá a recogerte y te hace prometer que nadie lo sabrá.

c) Le parece súper divertido y claro que te apoya, aunque eso sí, te
advierte que periódicamente tendrás que mostrarle tus avances en la clase.

 

Mayoría de A

Sin duda alguna su relación es de protagonistas del Cine de Oro
mexicano, pero los tiempos han cambiado y tanto el hombre como la mujer deben tener
las mismas oportunidades de crecimiento y de participación en la vida. Impulsen
en su relación un sentido de igualdad, respeto a las decisiones y pensamientos
de cada uno. El hecho de actuar bajo estas condiciones propiciará que haya
comunicación, respeto y armonía, justamente así podrán crecer y encontrar lo
que es mejor para ustedes, ¿optarán por darle el “Sí” a la independencia y la
libertad?

Mayoría de B

Quieren imponer la igualdad en su balanza, aunque al final no siempre
gana y terminan por aparecer esos destellos de machismo, que uno y otro acepta,
pero esto no significa que sean benéficos. Si se encuentran en un punto medio
resultará más sencillo que ambos se impulsen a convertirse en una verdadera
pareja en la que tengan la misma participación, se sorprenderán de la manera en
que van a relajarse y disfrutar de cada momento juntos, ¡arriésguense!

Mayoría de C

Entre ustedes no hay ni un filo de machismo. Los dos se divierten,
comparten y se ocupan de todo por igual, y esto les ha resultado de maravilla
porque son capaces de experimentar cada uno por su lado, y compartir los
resultados con esa disposición de aprender y crecer. Sigan así, estamos seguras
de que llegarán muy lejos y que no habrá un día en que no den gracias a la vida
por el placer de haberse encontrado. ¡Felicidades!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *