Tu piel lista para la boda

Para que tu piel luzca más radiante que nunca en tu boda, la Dra. Carolyn Jacob, miembro de la Sociedad Americana de Cirugía Dermatológica, comparte contigo algunos consejos.

Los preparativos de boda van a pedir de boca,
ya tienes la fecha, elegiste a tus damas de honor y hasta encontraste el
hermoso vestido de ensueño. Ahora, es tiempo de pensar en ti. A medida que se acerca
la fecha de tu boda habrá factores que podrían dar al traste a tu imagen, tal
como el estrés, las desveladas, las preocupaciones, la mala alimentación e
incluso la contaminación, todo esto se verá reflejado en tu piel.

Lo primero es agendar una visita con tu
dermatólogo quien se encargará de asegurarte una piel sana y radiante para
antes y después del Gran Día. La Dra. Carolyn Jacob, portavoz de la American
Society for Dermatologic Surgery ASDS (Sociedad Americana de Cirugía
Dermatológica), señala: “Muchas personas no se dan cuenta de que se necesita
tiempo y varias sesiones para lograr los máximos resultados de un procedimiento
cosmético. Si tienes problemas con tu cutis, lo ideal es buscar el consejo de
un dermatólogo desde meses antes de tu boda”.

Pensando en todos los contratiempos que
pudieras enfrentar, la experta nos brinda algunas recomendaciones.

Si tu problema es el acné, la mayor
preocupación para muchas novias, la ayuda de un experto y un arsenal de
tratamientos te ayudarán a lograr una piel radiante en tu celebración.

Para evitar esos temibles brotes de acné
previo a tu festejo, la Dra. Jacob y la ASDS nos hacen las siguientes
recomendaciones:

  • Limpia la cara dos veces al día.
  • Lava todo el maquillaje antes de
    ir a la cama.
  • Haz ejercicio con regularidad
    para eliminar el estrés (tres o más veces por semana, 20 minutos al día).
  • Bebe abundante agua y mantente
    hidratada.
  • Lleva una dieta sana y
    equilibrada y mantén la ingesta de azúcar al límite.

Para evitar el vello, muchas novias y mujeres
en general optan por tratamientos de depilación láser, lo ideal en estos casos
es acudir al menos seis meses antes de la boda pues habrá que considerar que
son varias las sesiones a realizar.

Si lo que se desea es suavizar las líneas de
expresión y brindar una apariencia más juvenil antes y después de la boda, los
rellenos de tejido blandos y neurotoxinas inyectables resultan ideales para
disminuir la aparición de arrugas, rellenar líneas de y mejorar los rasgos
faciales. Además, existen ciertos medicamentos inyectables que es posible
utilizar para detener el sudor de la axila, algo que todas desearíamos al usar
un hermoso vestido de seda.

Para una piel radiante, sin la amenaza de
cáncer de piel, la Dra. Jacob sugiere el uso de spray o lociones de autobronceado.
Es importante asegurarnos de probar este tipo de tratamientos días antes de la
boda para garantizar que obtendremos el tono de piel deseado.

Otro de los factores sumamente importantes en
el cuidado de la piel, es el uso de protector solar con un factor de protección
solar (FPS) adecuado el tipo de tez, de 30 o más, para evitar quemaduras de sol
sobre todo cuando previo a la boda se exponen al sol. Además, es conveniente
usar productos para el cabello que contengan protector solar, esto evitará que
cambie el color del pelo.

Al igual que con todos los procedimientos
cosméticos, es necesario visitar al médico para asegurarnos de que estamos
recibiendo la atención adecuada, señala la Dra. Jacob. La visita al dermatólogo
asegurará recibir un tratamiento acorde a las necesidades de tu piel, de igual
manera, te garantizará evitar complicaciones o resolverlas en caso de que éstas
surjan.

Para más información sobre los tratamientos
que te ayuden a preparar tu piel para el Gran Día, o para localizar a un
especialista dermatológico, no dudes en consultar el web de la American Society
for Dermatologic Surgery: www.asds.net, la mayor organización de especialidad que
representa exclusivamente a los cirujanos dermatológicos que tienen una
formación y experiencia única para el tratamiento de la salud y la función y
belleza de la piel.

Más información: www.gcihealth.com,
www.asds.net.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *