Los abuelos

Confidentes, amigos, maestros y comúnmente los súper héroes de los nietos. Por fortuna, la sociedad ha comenzado a revalorar su rol en la sociedad gracias a la incursión de la mujer en el ámbito laboral.


En la actualidad es común que los niños
pasen gran parte de su tiempo al lado de los abuelos, quienes dejaron la imagen
del bastón y las canas para convertirse en hombres y mujeres adultos que
gracias al desarrollo de la actual sociedad fungen en este rol desde temprana
edad. Su rol en la famillia tiene amplias y destacadas funciones, entre ellas
la transmisión de valores y costumbres familiares de una generación a otra, así
como el destacado apoyo en la educación de los nietos.

Patsilú Reeves, especialista en educación
de la familia, del Servicio de Extensión de la Universidad Estatal de
Mississippi, dijo que los abuelos transfieren los regalos del ejemplo y del
amor incondicional, cubriendo con ello una enorme variedad de roles en las
familias, además de proveer el amor incondicional que ayuda a los niños a
desarrollar la autoestima. Los estudios han demostrado que los niños son
impactados positivamente por la interacción con sus abuelos, el tiempo que los
nietos comparten con sus abuelos es tiempo de oro; gracias a estas relaciones
se considera que son emocionalmente más sanos.

Una forma en que los abuelos pueden
demostrar su cuidado y amor es compartiendo un tiempo extra con el nieto. Al
compartir estos tiempos juntos, el abuelo puede ser un ejemplo para su nieto,
ayudando a la generación más joven a que aprenda los valores familiares,
costumbres, pensamientos y actitudes. Los nietos pueden incluso aprender nuevas
y positivas conductas al observar y convivir con sus abuelos.

Uno de los momentos más aprovechados por
los abuelos es en las reuniones familiares o incluso en la misma vida diaria,
cuando se tiene el privilegio de vivir cerca de ellos.

Mediadores
de paz en las familias

Los abuelos pueden fungir algunas veces
como mediadores y hasta ser la solución de problemas entre los niños y sus
padres. Este es un trabajo muy difícil y delicado; pero los abuelos pueden
jugar dicho rol gracias a las habilidades que el tiempo y la vida les han dado
para resolver los problemas, permaneciendo a su vez lejos del problema.

En muchas familias, el abuelo es el
adulto con que el niño se siente más cómodo para charlar, compartir problemas y
preocupaciones. Hoy en día, muchos abuelos se han convertido en padres sustitutos,
criando a sus nietos como si fueran sus propios hijos.

Los abuelos tienden a ser buenos
historiadores para la familia, siendo fuente de información de las generaciones
previas y de las actuales. Ellos proveen la razón y la historia detrás de las
costumbres de la familia. De ahí la recomendación de alentar a los abuelos a
narrar las historias e incluso escribirlas para evitar que estas grandes
hazañas se pierdan con el transcurso de los años.

En la actualidad, son muchos los que se
encuentran a cargo de la crianza de los niños, incluso cuando los nietos no
están en casa con ellos pues basta compartir un poco de tiempo para que sean
ellos quienes de manera grata puedan inculcar en los pequeños lo que está bien
y lo que está mal.

No obstante, es de gran importancia
señalar que los padres no deben confundir el amor y cuidados que los abuelos
procuran de manera desinteresada a sus nietos con una obligación, ni mucho
menos abusar de su tiempo pidiendo que sean ellos quienes se encarguen
diariamente de sus cuidados.

Este 28 de agosto, celebremos su día y recordémosles
lo importante que son para nosotros. ¡No lo olvides!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *