Lecturas para tu boda

El sacramento del matrimonio es el acto que da pie al festejo de boda, un suceso trascendental que bien merece la pena planificar con tiempo para hacer de su juramenti un día inolvidable.

Ya
sea que planeen imprimir misales para que sus invitados sigan paso a paso el
desarrollo de la santa Misa, o que simplemente deseen crear una atmósfera
mágica y romántica tan bien planeada como el resto de su festejo, aquí les
daremos las lecturas que podrán utilizar en su celebración religiosa.

Lo primero será
platicarlo con el sacerdote que oficiará su celebración para, posteriormente,
decidir cuáles serán las lecturas y asignar quiénes serán los lectores; elijan
personas con gran habilidad en la lectura y entréguenles los textos días antes
del festejo para que se familiaricen con ellos. Recuerden que el Evangelio
siempre es leído por el sacerdote. Leyendo juntos estos textos religiosos, los
novios tendrán una excelente oportunidad de reflexionar sobre su futuro
matrimonio de cara a Dios. Escojan las lecturas, Evangelio, Salmo y Aleluyas
que más expresan sus anhelos.

Antiguo Testamento

  • “Hombre y mujer los
    creó” (Gn 1, 26-28. 31a).
  • “Serán los dos una
    sola carne” (Gn 2, 18-24).
  • “Tanto amó Isaac a
    Rebeca, que se consoló de la muerte de su madre” (Gn 24, 48-51. 58-67).
  • “Que él os una y os
    colme de su bendición” (Tob 7, 9c-10. 11c-17).
  • “Los dos juntos
    vivíamos felices hasta nuestra vejez” (Tob 8, 5-10).
  • “El sol brilla en
    el cielo del Señor; la mujer bella en su casa bien arreglada” (Si 26, 1-4,
    16-21).
  • “Haré con la casa
    de Israel y la casa de Judá una alianza nueva” (Jr 31, 31-34a).

Salmos

  • Sal 32, 12. 18.
    20-22.
  • Sal 33, 2-9.
  • Sal 102, 1-2. 8.
    13. 17-18a.
  • Sal III, 1-9.
  • Sal 127, 1-5.
  • Sal 148, 1-4.
    9-14a.

Lecturas Apostólicas (Nuevo Testamento)

  •  “¿Quién podrá apartarnos del amor
    de Cristo?” (Rom 8, 31b-35. 37-39).
  •  “Presentad vuestros cuerpos como
    hostia viva, agradable a Dios” (Rom 12, 1-2.9-18).
  • “Vuestro cuerpo es
    templo del Espíritu Santo” (1 Cor 6, 13c-15a. 17-20).
  •  “Si no tengo amor, de nada me
    sirve” (1 Cor 12, 31-13, 8a).
  • “Es éste un gran
    misterio; y yo lo refiero a Cristo y la Iglesia” (Ef 5, 2a. 21-33).
  • “Por encima de todo
    esto, el amor, que es el ceñidor de la unidad consumada” (Col 3, 12-17).
  • “Tened un mismo
    pensar y sentir con afecto fraternal” (1 Pe 3 1-9).
  • “Amemos de verdad y
    con obras” (1 Jn 3, 18-24).
  • “Dios es amor” (1
    Jn 4, 7-12).
  • “Dichosos los
    invitados al banquete de bodas del Cordero” (Ap 19, 1. 5-9a).

 

Aleluyas

  • 1Jn 4, 8. 11.
  •  1Jn 4, 12.
  • 1Jn 4, 16.
  • 1Jn 5, 7b.

Evangelios

  • “Estad alegres y
    contentos, porque vuestra recompensa será grande en el cielo” (Mt 5,
    1-12a)
  • “Vosotros sois la
    luz del mundo” (Mt 5, 13-16)
  • “Edificó su casa
    sobre roca” (Mt 7, 21. 24-29).
  • “Lo que Dios ha
    unido que no lo separe el hombre” (Mt 19, 3-6)
  • “Este mandamiento
    es el principal y primero. El segundo es semejante a él” (Mt 22, 35-40)
  • “Serán los dos una
    sola carne” (Me 10, 6-9).
  • “Así, en Caná de
    Galilea, Jesús comenzó sus signos” (Jn 2, 1-11).
  • “Este es mi
    mandamiento: que os améis unos a otros” (Jn 15, 12-16).
  • “Que todos sean
    uno” (Jn 17, 20-26).

Para aquellos poco familiarizados con la Biblia, ésta es un
compendio de libros que se divide en dos partes: Antiguo Testamento, que narra
desde la creación del mundo hasta antes de la venida de Cristo, y Nuevo
Testamento que narra desde la venida de Jesús hasta la creación de las nuevas
comunidades. El Nuevo Testamento contiene los Evangelios que son los que narran
la Buena Noticia anunciada por Jesucristo, escritos por San Mateo, San Marcos,
San Lucas y San Juan.

Para realizar
su búsqueda: la Biblia se divide en libros, capítulos y versículos; cada libro
tiene una abreviatura, por ejemplo, Gn, es el Génesis; Tob, es Tobías; Jr, es Jeremías; Si, es Eclesiástico o
Sirácida. Los números que le siguen son: capítulo y versículo, el capítulo en
cualquier Biblia está señalado con número muy grandes, mientras que los
versículos son números pequeños dentro del texto. Por ejemplo, Jn 15, 12-16,
significa: Evangelio de Juan, capítulo 15, versículo del 12 al 16. Busquen el
libro en el índice, posteriormente busquen el capítulo y luego el versículo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *