Inyecciones de plasma

Novias, madrinas, invitadas y demás bellezas que desean una apariencia más juvenil, tienen que saber que lo nuevo en medicina cosmética son las inyecciones de plasma, lo más novedoso y avanzado para devolver la belleza y tersura a la piel.

Las inyecciones de plasma contienen un complejo derivado del plasma, rico en
plaquetas, que se obtiene de la misma sangre del paciente. Se trata de un
regenerador celular totalmente natural que al ser obtenido de tu misma sangre
no se corre el riesgo de que sea rechazado por tu cuerpo ni de que se formen
anticuerpos contra los factores de crecimiento, a la par, te ofrece una
duración mucho mayor y más natural que cualquier otro tratamiento
antiedad. Los 35 años es la edad ideal para comenzar con este revolucionario
procedimiento que, hoy por hoy, está ganando la batalla a los efectos del paso
del tiempo en nuestra piel.

El
Dr. Ariel Miranda, especialista en cirugía plástica y médico del Hospital Civil
de Guadalajara, nos habla sobre estas innovadoras inyecciones que están
revolucionando el campo de la medicina cosmética.

¿De qué se trata?

“A
partir del desarrollo de la biología celular aplicada a cuestiones cosméticas y
médicas, ahora se sabe que las plaquetas —contenidas en la sangre— son de
gran utilidad para la producción de factores de crecimiento, lo cual es algo
que se relaciona estrechamente con el plasma. Cuando hay una herida, las plaquetas llegan de inmediato liberando un
sinnúmero de factores de crecimiento para la reparación del tejido dañado. Esto
ocurre de una manera completamente natural. En el caso de las inyecciones de
plasma, las plaquetas son el producto estrella: los factores de crecimiento,
que es la sustancia que se libera”, señala el Dr. Ariel Miranda.

¿Cuál es el procedimiento?

Es
bastante sencillo. Primero se hace una valoración con el paciente, se le
señalan los resultados y expectativas del tratamiento y se realiza la cita para
la extracción de sangre y el aislamiento de los factores de crecimiento, un
proceso que durará un aproximado de 30 minutos. Una vez obtenida la muestra de
sangre, el laboratorio separará los diferentes tipos de células que la
conforman: células rojas y células blancas, y extraerá el suero rico en
plaquetas llenas de factores de crecimiento para posteriormente inyectarlas en
la zona a tratar del paciente.

“Es
un procedimiento que ya se utiliza en medicina en varios procedimientos
médicos”, comenta el galeno y añade: “Quisiera dejar bien en claro que este
plasma rico en plaquetas y en factores de crecimiento, es propio de cada
paciente, incluye su propia herencia y hasta, en su caso, sus propias
enfermedades. Hay que dejar de lado esa idea de que se trata de un plasma
ajeno, ya que lo que se busca es la producción de los factores
de crecimiento del mismo cuerpo, de los cuales escucharemos hablar
bastante en el futuro”.

¿Cómo y dónde se aplica?

“Se
aplica de manera intradérmica directamente en las arrugas, alrededor de los
ojos, en el surco nasogeniano —entre la nariz y el labio— y en el cuello si hay
alguna flacidez considerable. Asimismo, se aplica en la frente y en el pelo
para facilitar la solución de nuevos vasos sanguíneos y para irrigar de nuevo
en el folículo piloso. Además, está demostrado que se puede poner en algunas
zonas de la piel con estrías”, enfatiza el especialista en cirugía plástica.

En
palabras del Dr. Miranda, esto es lo que nuestro propio organismo, pero de
manera inducida, está produciendo: la regeneración, la reparación y la
remodelación del tejido dañado: “A través de estos factores de crecimiento, al
formarse nuevos vasos sanguíneos dando nueva irrigación a la piel, las células
que ya estaban cansadas reciben un estímulo a través de los factores de
crecimiento para mejorar la producción de colágeno y para que las células que
producen colágeno renueven considerablemente su producción”, explica el
egresado de la Universidad de Guadalajara. 

Una
vez aplicadas las inyecciones de plasma, el factor de crecimiento estimula la
producción de colágeno, hidroproteínas y ácido hialurónico con la producción de
nuevas fibras elásticas que le dan nueva formación a nuestra piel, lo que se
traduce en un piel más joven, tersa y de mejor calidad.

Resultados, ¿en cuánto tiempo?

“El
tiempo que se puede llevar es de aproximadamente tres y seis meses, con una
sola aplicación, dependiendo de cada caso. Ahora bien, sí se trata de una piel
más dañada, se sugiere un tratamiento un poco más intensivo, pero estamos
hablando de no más de tres aplicaciones”, esclarece el especialista.

Los
resultados reales y el resultado completo no son inmediatos, pero la duración y
la seguridad del resultado es mucho más prolongado. “Está comprobado que de
esta manera es más duradero”, señala el Dr. Ariel Miranda.

Las
inyecciones de plasma, son un tratamiento que representa un importante avance
en la investigación de nuevas alternativas en la medicina cosmética
completamente naturales, “a diferencia de otros productos en el mercado como el
Botox, en el que los resultados son de inmediato pero actúan de una manera
que no es natural y con base en sustancias ajenas a nuestro organismo”,
concluye el experto en medicina cosmética.

Este
revolucionario tratamiento se encuentra disponible en LiveCells, expertos en biotecnología
cosmética donde, de manera sistemática, se realizan estos procedimientos con
excelentes resultados en personas con problemas de la piel, cabello y, en
algunos, casos estrías. LiveCells cuenta con el respaldo del laboratorio, así como de personal médico
certificado en la aplicación de este tratamiento con estrictos controles de
calidad. Haz una cita hoy mismo para obtener una
evaluación sin compromiso.

LiveCells

Domicilio:
Aztecas No. 290-A,
Col. Monraz, Guadalajara, Jal.

Teléfono:
(01 33) 1595 0210.

En
la red: www.livecells.com.mx/.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *