Estrategias del amor

La manera en que tu pareja te expresa su amor te hace sentir muy segura
de que ocupas un lugar especial y privilegiado en su corazón, lo que a veces te
lleva a tomar una actitud de ventaja sobre quienes consideras tus
contrincantes, ya sean amigos, familia o, incluso, pasatiempos. Cuando se trata
de tomar tu lugar en su terreno del afecto, ¿qué tipo de estrategia utilizas?


El respeto y la consideración hacia las personas y pasatiempos de
nuestra pareja es básico para mantener una relación sana. Averigua qué tan
posesiva eres con tu amorcito cuando se trata de compartir su afecto.

1. Él se encuentra con su mejor amiga y siempre la saluda efusivamente,
esta vez no fue la excepción. Cuando te das cuenta, tú:

a)  
Se te hinchan las venas del cuello, enrojeces y sin más aviso, como toro
de lidia, pasas a un lado sin saludar, para que a él le quede claro que no
estás dispuesta a compartir su cariño.

b)  
Saludas su amiga con una frialdad que deja congelados a los de al lado.

c)   
Como sabes que ella quiere a tu pareja, no tienes más que agradecerlo y
la saludas con una enorme sonrisa.

2. Hay una fiesta familiar y en una de las mesas se han reunido sus
amigos y dos de tus cuñadas que, por cierto, no te caen muy bien. Al momento de
despedirte, tú:

a)   
Que haya tanto invitado te da el pretexto perfecto, así que al momento
de decir adiós “olvidas” despedirte de ellas.

b)   
Siguiendo el refrán de: “Lo cortés no quita lo valiente”, desde lejos
haces un pequeño ademán de despedida.

c)   
A pesar de todo, sabes que para tu pareja es importante que ellas se
sientan cómodas, así que te despides amablemente.

 

3. Te das cuenta que, por las tardes, tu novio destina gran parte de su
tiempo libre a un juego de una red social que lo tiene muy entretenido. ¿Cuál
es tu reacción?

a)   
Muy fácil: su ‘Granja‘ o yo. Lo obligo a que decida entre los dos.

b)   
Con métodos muy románticos, intentas convencerlo de que está en el lugar
equivocado.

c)   
Le pides que te explique qué lo tiene tan motivado para ver si te
interesaría jugar con él.

 

4. Él está feliz porque tiene en sus manos un nuevo proyecto, el cual,
te comenta, le demandará mucho tiempo. Para no afectar su relación, te pregunta
si se te ocurre alguna forma de sacar provecho de sus ratos libres. ¿Cuál es tu
propuesta?

a)   
Le dices de forma clara y directa que él debe pensar cómo hará para
cuidar su relación sin descuidar “ese proyecto” que lo hace tan feliz.

b)   
Le comentas que celebras mucho que algo lo haga tan feliz, y que
lamentas no ser tú quien produzca ese efecto.

c)   
Lo felicitas y le dices que para todo hay tiempo, y cerrando un ojo lo
convences de que sabrán ingeniarselas.

 

5. Van a jugar boliche con un grupo de amigos. De pronto él se levanta y
se va a la mesa vecina para convivir con otras personas. Tu primera reacción
es:

 a)   
Le avientas la mirada número 5: “Tienes un minuto para estar de
regreso”.

b)   
Te diriges a la cafetería y te sientas frente a la barra con una pose de
indignación que a nadie le queda duda de tu molestia.

c)   
Continuas el juego de manera normal y a su regreso le preguntas quiénes
eran, para continuar conociendo a su grupo de amigos.

Mayoría de A

En las relaciones de pareja, el respeto y consideración hacia los
círculos de afecto y pasatiempos son muy importantes. La forma en que trates
todo aquello que es de su interés, marcará el ritmo sobre las cosas que él te
pueda compartir y confiar. El reto para ti es que le hagas saber que su amor te
hace sentir segura y que eres capaz de respetar y aceptar, con buena actitud,
el lugar que ocupan los demás en su corazón.

Mayoría de B

Casi logras un balance en tu relación, pero es importante saber que no
necesitas marcar territorio y, menos, hacerle sentir a tu pareja que no estás
dispuesta a compartir su cariño. La recomendación es reafirmar tu confianza en
él y aprender a valorar todo aquello que lo hace feliz.

Mayoría de C

Tu estrategia es la más adecuada y explica con mucha claridad por qué él
se siente tan bien a tu lado. Sabes encontrar el balance perfecto entre la
administración que tu pareja hace de sus tiempos y el cariño que prodiga a la
gente que quiere y además de apoyarlo en esta tarea lo ayudas a seguir
alimentando sus relaciones, por lo que lograr un ambiente de armonía no es ninguna
dificultad entre ustedes. ¡Felicidades!

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *