Cuando calienta el sol

Viene la luna de miel y las novias se alistan para disfrutar de días soleados, actividades al aire libre y, por supuesto, de la obligada visita a la playa o la piscina. ¿Ya tienes tu traje de baño? Acá te diré cómo elegirlo.

Yo me declaro fanática de la playa, puedo pasar horas a la orilla del
mar tomando el sol, por supuesto, siempre bien hidratada y con mucho protector
para cuidarme de los efectos dañinos.

Es increíble esa sensación de sentir el calor en el cuerpo, escuchar el
sonido del mar, beber alguna bebida súper fría, escuchar música, leer un libro
o platicar con tu amiga o tu pareja acerca de lo que harán por la noche. Darte
de vez en cuando un chapuzón en el mar, si las condiciones lo permiten. En
definitiva, nada se compara a unas vacaciones en el mar.

El problema viene cuando, debido a la ajetreada vida que llevamos, no
tenemos suficiente tiempo para prepararnos y lucir un cuerpazo en el día de
nuestra esperada cita con el sol, y usar un traje de buzo no es opción, porque
lo que queremos es obtener un bronceado espectacular.

Querida amiga, no te estreses, lo que no pudiste hacer en los cinco
meses que preceden al verano, no lo harás dos semanas antes. Únete al club de
las que se aceptan como son y le sacan provecho a su sex appeal sin importar su
talla.

De cualquier manera, existen algunos trucos para ocultar esos puntos no
muy favorables de nuestro cuerpo y para sacarle provecho a otros que son
nuestro principal atractivo.

Empieza por buscar un color que te sea favorable. Turquesa, verde aqua,
violeta o rojo si tu piel es muy blanca, estos tonos resaltarán tu tono; no
uses rosa pálido o colores pastel, ya que te harán ver más pálida.

Si tu piel es bronceada natural, opta por matices cálidos: dorado, terracota,
café, bronce, harán que tu piel se vea más bronceada y cuando tomes un color
más profundo por el sol, te verás como cual sirena de bronce.

Ahora bien, si tienes una figura grande, opta por colores más oscuros y
sólidos, como el negro y el azul marino, ambos te harán lucir más delgada, se
ven increíbles en la playa siempre y cuando sea el diseño adecuado.

En cuanto al tipo de traje de baño que tienes que escoger, éste
dependerá de tu figura. Aquí te paso unos tips súper sencillos que te ayudarán
a encontrar el mejor para ti.

Si tu figura es grande, es decir, tienes unos kilitos de más, busto
grande y abdomen pronunciado, opta por un bañador entero o uno de dos piezas
completas, es decir, que el top sea largo y cubra gran parte del abdomen.
Existen muchas marcas que manejan texturas con gran soporte ofreciéndote la
ventaja de ajustar tu abdomen para lucir una figura más estilizada. Huye de los
trajes que estén confeccionados con lycra muy delgada y, sobre todo, de los
claros y brillosos, ya que resaltarán todos y cada uno de esos puntos que tú
quieres esconder. Lo mejor es que el top tenga tirantes anchos, para que le dé
buen soporte a tu busto, y que además cuente con una forma definida en el
busto, como si por debajo tuvieras puesto un sostén, ya que esto hace que se
vea firme y en su lugar. Los bañadores que son de una sola pieza y no tienen
sostén lucen sin forma y no favorecen en nada a tu figura. Trata de conseguir
un color oscuro y sólido.

Si eres delgada y tu abdomen es pronunciado, aplica también lo anterior,
además, puedes buscar un top que tenga súper soporte en la parte del abdomen
pero, que a su vez, tenga una espalda sexy. Te conviene que el top tenga cuello
V, ya que eso adelgaza la figura al instante y llama la atención a la parte
superior del cuerpo, no al abdomen. 

Si eres delgada y con poco busto, los tops estraples y con relleno harán
maravillas por tu figura. Busca uno con colores vibrantes, puede tener
cualquier tipo de estampado, para que tu parte superior se vea más voluminosa.
Para la parte inferior, tú eres de las afortunadas que pueden llevar bikini,
así que ¡aprovecha! Los pantys que más te favorecen son los que se amarran con
lazos a los lados, ya que permiten que te los acomodes exactamente a tu medida
sin resaltar los rollitos de las caderas.

Ahora bien, si tus caderas son muy amplias y tu busto pequeño, escoge un
color oscuro y liso para la parte de abajo y uno estampado para la parte
superior. Existen muchas tiendas donde puedes armar tus propios juegos, así que
no temas en buscar el que más te favorezca, por lo general vienen en colores
que hacen juego. Recuerda resaltar la parte superior con un diseño lindo y
ocultar la parte de las caderas con un culotte o bikini amplio en color oscuro
y mate.

Espero que estos consejos te ayuden en la búsqueda de tu traje de baño
perfecto, recuerda que lo más importante es aceptarte cómo eres y sacarle
provecho a tus cualidades.

Disfruta de tu próxima visita al mar y recuerda que estás ahí para
descansar y pasar un buen rato. Ah, y no se trata de una competencia de
bikinis, todas tenemos el mismo miedo que tú al quitarnos el pareo, lo mejor es
tener una buena actitud y no estar comentando cada tres segundos que no tuviste
tiempo de ir al gym. ¡Hasta la próxima!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *