Baño de novia

Los preparativos de la boda te tienen agotada y tu cuerpo grita en busca de auxilio: tu piel se ve marchita y tu cara apeñusca horas de insomnio, las cremas hidratantes y los remedios caseros —otrora tan eficaces— hoy pasan por tu piel sin pena ni gloria. Entonces, es tiempo de pensar en ti.

Llegar al altar radiante, fresca y luminosa, sin duda, es uno de los grandes anhelos de las prometidas; no obstante, el estrés de la planeación muchas veces complica la tarea, más no la hace imposible. Uno de los tratamientos consentidos de las mujeres es el Baño de novia, sistema integral de belleza en el que a la par de recobrar la tersura, hidratación y lozanía de toda la piel, brinda relajación de los músculos gracias a los masajes utilizados en su procedimiento.

El Baño de novia refresca no sólo la piel del cuerpo y el rostro sino que procura un estado de confort a la mente y al alma. En el caso de las novias, es recomendable tomarlo un día antes de la boda para llegar a su festejo totalmente relajada y luciendo una piel encantadora, sintiéndose fresca, tranquila y deliciosamente fragante para vivir a plenitud su Gran Día.

Las propiedades emolientes, nutritivas y suavizantes utilizadas en el procedimiento ayudan a la regeneración celular y restablecen la hidratación de la piel seca de todo el cuerpo.

Como primer paso, se inicia con una exfoliación para remover las células muertas de toda la piel, eliminando impurezas y purificando la textura natural, dando por resultado un brillo satinado, piel tersa, suave y resplandeciente, características que se mantendrán por varios días.

La hidratación es un proceso de nutrición que servirá para mantener la suavidad y elasticidad de la piel. Los aceites empleados en ella son rápidamente absorbidos por la dermis brindando una  apariencia sedosa; éstos se aplican mediante un agradable masaje que trabaja en cuerpo y cerebro al mismo tiempo, calmando los nervios en tensión, aliviando el estrés y, dado el caso, la depresión.

El masaje con aromaterapia, por su parte, emplea combinaciones de aceites esenciales de acuerdo a las necesidades de cada novia brindando excelentes resultados tanto psicológicos como corporales. Mientras tanto, el baño con parafina hidrata notablemente la piel produciendo una sensación de relajamiento y mejora en el estado de ánimo. El complemento final es una suave limpieza facial y una hidratación profunda que permitirá que el maquillaje se vea fresco y la novia luzca radiante.

El tiempo aproximado para la aplicación del tratamiento completo es de dos horas y la recomendación es acudir recién bañada, con ropa cómoda y de preferencia un día antes de tu boda.

Bio-Ionic Clínica y Estética te ofrece este maravilloso tratamiento impartido por profesionales expertos en la materia; pero no sólo eso, pues estos expertos no se conforman con apapachar a las novias, sino que también consienten a los caballeros con deliciosos masajes relajantes y faciales hidratantes para que luzcan como verdaderos galanes de cine en su boda. ¿Qué esperan para dejarse consentir? Visítenlos y hagan su cita hoy mismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *