Los pequeños detalles

Los grandes momentos están formados de pequeños detalles, esos que parece que nadie toma en cuenta, pero que al final marcan la diferencia, aquellos de los que tus invitados hablarán una vez finalizado tu festejo.

En la planeación de
la boda, es común que busquemos actividades espectaculares y productos súper
innovadores para impresionar a nuestros comensales sin recordar que lo pequeño,
lo que cuesta poco, puede ser aquello que con más cariño recuerden los
invitados.

Pensando en
esos pequeños detalles, me he dado a la tarea de recopilar algunos de los
elementos más lindos y sorprendentes que me ha tocado ver implementar a las
novias en sus festejos de bodas y otros más que me han tocado realizarlos como
Consultora de Bodas. No todos se adaptarán a tu estilo, pero más de alguno te
ayudará a darle un toque muy especial a tu Gran Día:

 

  • Realicen
    una boda ecológica con invitaciones virtuales y un sitio web con todos los
    pormenores de su evento, desde el programa de la ceremonia, el listado de
    actividades, el menú, su mesa de regalos y todos aquellos datos que les
    resultarán de gran utilidad a sus invitados.
  • En
    tu boda civil, usa el vestido de novia de tu mamá.
  • Para
    los que contraerán matrimonio por el rito católico, es posible que sean los
    novios quienes redacten la Oración de los Fieles, preparen juntos las
    peticiones y dediquen algunas a sus familiares que los acompañan y otras a los
    que se han ido.
  • Lleva
    un moderador en tu celebración religiosa que sea quien comience dando gracias a
    los presentes para, posteriormente, comenzar el ritual de la Santa Misa con la
    música y la entrada del cortejo al templo. En este caso, hay que consultarlo
    primero con el sacerdote que oficiará la ceremonia.
  • Coloca
    el libro de firmas en una mesa cercana a la entrada de la recepción para que
    todos los asistentes escriban sus buenos deseos para su vida matrimonial.
  • Asigna
    las mesas de tus invitados por grupos de familiares y amigos en común, esto
    permitirá que tus comensales gocen aún más de la fiesta.
  • Evita
    sentar a tus invitados de la tercera edad junto a las bocinas, es muy molesto
    para ellos.
  • Previo
    a tu Gran Día, redacta una carta de agradecimiento a tus padres donde externes
    tu gratitud por todo lo que te han dado y déjala sobre su cama antes de salir
    rumbo a tu boda.
  • Si
    recibes familiares o amigos de fuera o tu boda es en otra ciudad, haz llegar a
    cada una de sus habitaciones del hotel un detalle típico de la ciudad dándoles las
    gracias por su presencia y compañía.
  • Al
    bailar con tu suegro o tu suegra, según sea el caso, ten preparadas unas
    palabras de gratitud para él o ella.
  • Al
    cortar el pastel pidan a uno de sus invitados que lea en voz alta una pequeña
    reseña de lo que para ustedes será compartir su nueva vida, representada en el
    pastel. Previo al festejo escriban la nota.
  • Preparen
    un pequeño discurso de agradecimiento para sus padres y léanlo durante el brindis.
  • Durante
    su fiesta, visiten juntos todas las mesas de sus invitados y agradezcan a cada
    uno su presencia.
  • Dense
    el tiempo necesario para sentarse a compartir y disfrutar de la cena.
  • Controlen
    la cantidad de alcohol que ambos beben para que su alegría sea fruto de su
    unión.
  • Incluyan
    como decoración de las mesas pequeños portarretratos con fotos de ustedes, tan
    variadas como puedan, para que los que se encuentran sentados a la mesa tengan
    un tema en común.
  • Lleva
    un regalo para tu novio o para tu novia en tu equipaje de luna de miel y
    entrégaselo una vez que arriben a su destino.
  • Coloca
    suficientes recuerdos de tu boda en las mesas de tus comensales, o si éstos son
    muy grandes, adapta una mesa para colocarlos en un lugar cercano a la salida
    del salón de eventos con la leyenda “Toma uno, por favor”. Estos detalles
    pueden ser elaborados por ustedes mismos y entre más útiles sean, mejor.
  • No
    subas la cauda de tu vestido delante de tus invitados, retírate a un lugar
    privado para realizar este trabajo.
  • Envía
    un ramo de flores a tu mamá y a tu suegra el día que salen rumbo a su viaje de
    bodas. Este servicio lo puedes contratar desde días antes en cualquier
    florería.
  • Has
    llegar tarjetas de agradecimiento a tus invitados por los regalos recibidos. Si
    te fuera posible, procura que ellos las reciban cuando ustedes se encuentren de
    luna de miel.
  • Si
    por enfermedad no pudo acompañarte tu abuelita, la abuelita de tu novio o una
    persona muy especial para ustedes, envíale justo después de tu boda unas flores
    de tu ramo de novia.
  • A
    tu regreso del viaje de bodas llama a tus proveedores y agradéceles su
    servicio, así dejarás en ellos un lindo recuerdo de tu festejo.

Y si tienes
una novedosa idea que vayas a implementar en tu boda o que te tocó observar en
el festejo de una amiga o familiar, ¡platícanosla! Nos encantará compartirla
con las lectoras. Y recuerden que los pequeños detalles serán la clave para
lograr un matrimonio feliz y duradero, así que no olviden implementarlos en su
vida cotidiana. ¡Felicidades!

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *