Las letras de tu boda

Las letras que
acompañarán la impresión de tus invitaciones serán el preludio mágico de ese
sueño llamado boda. Entérate de cuáles son los datos que no podrán faltar en
las participaciones, los boletos, el croquis y los sobres.


Ya que han
definido el diseño de las invitaciones del festejo más importante de toda su
vida, será de vital importancia que incluyan toda la información necesaria para
que sus invitados acudan sin falta al lugar y a la hora de su enlace.

 La
invitación

Los datos
básicos que incluye cualquier tipo de invitación son: el nombre de los novios,
la fecha, el lugar (con el nombre y la dirección) y la hora del enlace.

En las
participaciones sociales más formales, primero van los nombres de los padres de
ambos: del lado izquierdo los de la novia y del derecho los del novio (en la
línea superior el del papá y en la inferior el de la mamá). En el caso de que
uno de ellos haya fallecido, se colocará una pequeña cruz al final del nombre;
el que sean divorciados, separados o con segundas nupcias, no alterará este
orden.

Después de esta
información sigue la leyenda: “Participan el enlace de sus hijos…”, y el nombre
de los futuros esposos.

Posteriormente, se
dan los datos de la iglesia donde se realizará el enlace: el nombre del templo
o parroquia, domicilio, hora y fecha. En los casos más formales se incluye el
nombre del sacerdote y la fecha se escribe con números, aunque también es
válido hacerlo con letra.

En este tipo de
invitaciones se utilizan sobres de papel; en la pestaña del mismo se imprime el
domicilio de la casa paterna de cada uno de los novios.

Se puede omitir el
nombre de los padres en casos como que los papás sean divorciados y no se
lleven bien, los novios sean adultos o ya viven juntos, o simplemente sí así se
desea. Aquí se pondrá primero el nombre de los novios seguido de la frase “Le
participan de su enlace…”, y toda la información señalada.

Es común que las
invitaciones lleven una frase o epígrafe que caracterice a la pareja; lo más
común es una oración extraída de la Biblia, pero bien puede ser el fragmento de
un poema o una frase que ustedes hayan creado para tal efecto.

 

Los boletos

Los boletos incluyen información muy clara y precisa sobre el lugar donde
será la celebración del enlace. Un error en ellos puede provocar que tus
invitados no lleguen a tiempo o, de plano, nunca encuentren el lugar.

Cualquier boleto
deberá incluir: nombre del lugar, domicilio y hora de la recepción, así como
las especificaciones que indicarán si se trata de pase personal, doble o
familiar.

De manera opcional
podrás incluir si requiere que tus invitados vistan de alguna manera en
particular (dress code) como formal, etiqueta rigurosa, coctel o blanco
(para una boda de playa), así como la acotación “No niños”, en caso de que así
lo deseen. Esta última se considera de mal gusto, aunque es la frase más común,
si lo prefieren podrían cambiarla por “Sólo adultos”.

Finalmente, tu
teléfono o el de tu novio para hacer las confirmaciones, este puede ir
precedido de las siglas del francés: RSVP (se ruega confirmar asistencia), o en
español: confirmar asistencia al teléfono… Esto es opcional, pero cada vez es
más recomendable, pues así podrás tener una idea aproximada del número de
invitados que asistirán el día de la boda y podrán aprovechar aquellos lugares
que sean cancelados.

Croquis

El croquis es importantísimo, en particular ahora
que hay tantos lugares hermosos en la periferia de la zona metropolitana y que
no son rumbos conocidos. Éste puede imprimirse aparte en papel albanene o en el
reverso del mismo boleto. Si por
algún motivo el invitado no sabe cómo llegar, por muchas ganas que tenga,
desistirá si se ha perdido o lleva más de media hora buscando el lugar.

Casi todos estos lugares tienen un croquis
elaborado, pídanlo y háganle las modificaciones pertinentes para establecer una
ruta entre el lugar y el templo facilitando así el camino a sus invitados;
cerciórense de que la dirección y el nombre de las calles queden sumamente
claros y agreguen el número telefónico del lugar, por si acaso.

Tarjeta
de mesa de regalos

El último agregado
de las invitaciones es la tarjeta de la mesa de regalos y en esa no hay pierde,
pues casi todas son iguales y se las entregarán en la tienda donde abran su
mesa de regalos. Ahí vendrán todas las especificaciones que requieren sus
invitados para enviarles el mejor presente.

En caso de que no
vayan a tener mesa de regalos porque van a vivir fuera de la ciudad o país,
pueden hacer unas tarjetitas donde expliquen a sus invitados el hecho y
agradezcan su depósito en tal cuenta, de tal banco, a nombre de cualquiera de
los dos. Aunque suene medio feo, es una excelente opción, pues le dan opción a
sus invitados de ayudarles económicamente en el montaje de su casa y se quitan
el problema de recibir regalos que no podrán trasladar porque les saldrá
demasiado caro.

En este último
caso, el texto puede ser tan formal o creativo como prefieran, acá una idea:
“Para nosotros nuestro mejor obsequio será contar con su presencia en ese día
tan especial. Y debido a que radicaremos en otra ciudad no hemos abierto mesa
de regalos, pero si fuera su deseo, pueden realizar su depósito en nuestra
cuenta bancaria…”, añadiendo nombre del banco, número de cuenta y nombre del
titular.

Rotulación

Rotular las
invitaciones es algo que se vuelve sencillo si tomas en cuenta las siguientes
reglas de etiqueta:

• Matrimonio: para
un matrimonio la invitación va dirigida al esposo: Sr. Arturo González y Sra.

• Familia: si va
dirigida a toda la familia se pone el nombre del jefe de familia con la
acotación pertinente: Sr. Arturo González y Familia.

• Mujeres
divorciadas o separadas: la rotulación irá al nombre de soltera de tu invitada:
Sra. Elvira Guajardo Sainz, eliminando el apellido de casada.

• Mujer viuda:
Sra. Elvira Guajardo Viuda de López.

• Soltera(o),
independientemente de la edad: Srita. Claudia López, o Sr. José Godínez, en el
interior le entregarás uno o dos boletos, según lo prefieran ustedes.

• Título
académico: no es muy recomendable rotular con el título de la persona, pues se
marca una distinción entre un invitado y otro, ya que no todo el mundo tiene
ese tipo rangos. Si se sienten muy comprometidos, pueden hacerlo así: Arq.
Eduardo Rodríguez.

• Militar: se
coloca su rango tal cual: General Luis de Mendoza y García; lo mismo en el caso
de los títulos nobiliarios (algo sumamente extraordinario en México).

Con estos pequeños
consejos saldrás de apuros al momento de rotular. Ya si tuvieras algún caso en
especial que no venga aquí ejemplificado, puedes escribir al buzón de Fiancée,
con gusto te ayudaremos.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *