Complejos femeninos

Imagina tu primer noche con
tu amorcito, solos en la intimidad, las velas, los pétalos, el vinito y, de
pronto: ¡unas ganas tremendas de salir corriendo porque no soportas que te vea
ni desnuda ni en ropa interior! No te dejes sabotear por los complejos
femeninos.


Para que no te suceda esto
en esa noche tan especial, te presento la receta perfecta que te ayudará a
solucionar esos pequeños pero molestos problemitas ayudándote a sentirte segura
y feliz con tu cuerpo. ¿No lo crees? Dales un vistazo.


COMPLEJO 1
La imagen corporal,
sobrepeso y pancita
Sin duda el sobrepeso se ha
convertido en un problema actual tanto en hombres como en mujeres; sin embargo,
muchas veces la imagen corporal real no corresponde con la imagen mental que
tenemos de nosotros mismos. Y es ahí donde el sabotaje hace acto de presencia.
Con frecuencia las mujeres —¡y también los hombres!— piensan que al desnudarse frente
a su pareja y ser observadas con esos rollitos de carne, el Príncipe Azul
saldrá corriendo y no querrá saber más de ella o, peor aún, que al observarles
el cuerpo con carnita de donde tomarla se apagará el deseo. Mentira.
Solución: en
primer lugar, recuerda que si tu pareja ha decidido estar en la en intimidad
contigo lo hace por quien eres y por los sentimientos que los unen. Tu cuerpo
él lo ha visto infinidad de veces y sabe cómo son tus curvas sin necesidad de
verte desnuda. Sólo en tu mente vive la idea de que vestida te ves “dos tallas
menos que desnuda”, es decir, el tamaño de tu cuerpo es observable te pongas lo
que te pongas. Una manera de sentirte más tranquila y segura en ese momento es
jugando con la luz del lugar: toma la iniciativa de ambientar con velas o usar
luces más tenues, como bombilas de colores, para crear una atmósfera más
romántica. Otra opción es jugar con tu pareja implementando actividades
eróticas donde cubras sus ojos con una mascada de tela suave mientras lo
acaricias, esto puede ayudar a subir la temperatura evitando que él observe tu
cuerpo desde el inicio.
COMPLEJO 2
Estrías, varices y
celulitis
De inicio es importante que
sepas que existen muy pocas chicas que no tienen alguna de estas
características en su cuerpo, por lo que no eres un fenómeno. Saber que estarás
desnuda o con poca ropa y que el tocará tus piernas podría ponerte a temblar,
pero, ¡espera! También podemos resolver este problemita.
Solución: como en el punto anterior, la iluminación jugará un papel muy importante.
El uso de medias y liguero, será otro gran acierto, pues al momento del
encuentro solo te quitarás tu panty; broncearte un poco le dará un tono más
atractivo a tus piernas y eso podría ser muy provocador para tu chico. Finalmente,
usa lociones, aceites o cremas hidratantes con un poco te color para que
camuflajes y de paso tu piel quede cual seda.
COMPLEJO 3
Tamaño de senos y glúteos
Este tema del tamaño por lo
regular es un asunto de mujeres y entre mujeres, pues estudios demuestran que
es mayor el porcentaje de hombres que prefieren a una mujer con senos naturales,
independientemente del tamaño, que aquellos que desean a una mujer con senos
operados. Pero si aún así el tema es importante para sentirte bien, aquí te
tengo una serie de propuestas que pueden ayudarte.
Solución: la lencería será tu mejor aliada. Te ayudará a elevar tu seguridad y
autoestima el saber que portas un atuendo sexy que te hace lucir aún más linda
y eso, creeme, lo proyectarás, además, él lo notará. Busca atuendos que enfaticen
las zonas de tu cuerpo que sí te gustan y optar por colores o detalles cargados
en el área que no es de tu agrado. Por ejemplo, a un busto pequeño le va de
maravilla un brassier de encaje y seda, pero si se busca enfatizar los gluteos,
un panty con faldilla, encaje o listones resultará estupendo.
Finalmente la solución a
todos estos problemitas siempre estará en tus manos, algunas veces mediante
especialistas en nutrición o psicología y otras tan sólo en pequeñas mañas que
como mujer puedes implmentar para que siempre tus encuentros sean siempre satisfactorios
y memorables por lo bueno y no por lo malo.
Amplia tus conocimientos
sobre sexualidad buscando información real y no llena de mitos, pues la
inseguridad es algo que puede arruinar ese momento tan especial y cuando no se
sabe utilizar algo se genera inseguridad, inevitablemente. La lencería es tú
amiga, disfraces, zapatillas, lubricantes, aromas, comidas afrodisiacas,
aceites, etcétera, recuerda que los límites los pones tú.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *