Accesorios

Es casi imposible imaginar a la legendaria Coco Chanel sin su icónico vestido negro y sus famosas
perlas, o a la siempre elegante Carolina Herrera sin su blusa blanca aderezada con un par de accesorios clásicos. Estas dos mujeres, consideradas sinónimos de elegancia por décadas, coinciden en que menos es más, cuando se habla de accesorios


En un mundo bombardeado por imágenes de modelos llevando cinco enormes pulseras de diferentes estilos con un maxicollar y dos anillos de coctel, es fácil olvidarnos de este axioma: menos es más.

Los accesorios, sin duda, son el “aderezo de la ensalada”, así como el elemento del guardarropa que más habla de nuestra personalidad. Dicen si somos tímidas, discretas, serias, extrovertidas, divertidas, románticas, elegantes o modernas. Incluso la carencia de los mismos también dice algo de ti. Una mujer sin accesorios se ve fría, como un cuadro sin marco, mientras una mujer con demasiados accesorios se parece a una ensalada con mucho aderezo que ni se antoja comer.

Tanto el color como el material y el tamaño de los mismos manda un mensaje acerca de nuestro estilo de vida, nuestra forma de ser y nuestras aspiraciones. Los accesorios de plástico, de colores neón y de grandes dimensiones, hablan de una personalidad divertida, vibrante, poco seria y también de poco presupuesto. Ten cuidado, sobre todo, con los que llevan demasiadas piedras brillantes, ya que además de que no van bien a cualquier hora del día, pueden verse muy llamativos y son, en general, objetos demasiado pretensiosos.

Los accesorios de grandes dimensiones y materiales nobles, transmiten de quien los lleva una personalidad extrovertida, alguien que sabe lo que quiere y que no es tímida en lo absoluto. Una mujer puede ser elegante a pesar de llevar accesorios grandes, ya que es la combinación de materiales y tamaños lo que determina el impacto que causamos.

Los accesorios pequeños y delicados, reflejan una personalidad femenina, delicada, suave, sencilla y reservada. No es común ver a una mujer con este tipo de personalidad llevando un gran collar de colores vibrantes en su cuello. Por el contrario, generalmente, llevan collares de algún material noble, como el oro o la plata, delgados y con un pequeño dije como adorno.

Las perlas, solas o combinadas con otras piedras y materiales, hablan de una mujer femenina, segura de sí misma, con sentido de la elegancia y con carácter. Seguramente Mademoiselle Chanel vio alguno de estos atributos en ellas, porque las escogió como su sello personal en una época donde las mujeres llevaban vestidos largos con corsé, acompañados por enormes sombreros cargados de plumas.

Las joyas y accesorios hechos con piedras preciosas y semipreciosas, combinadas con oro o platino denotan poder económico, más no siempre elegancia. Denotan elegancia cuando son discretos y finos; cuando sólo se lleva un elemento grande y llamativo combinado con otros sencillos y pequeños; cuando se ve la marca en una sola ocasión, o no se ve, y cuando son originales, no réplicas.

El hecho de que no lleves accesorios no implica que no mandes ningún mensaje acerca de tu personalidad, por el contrario. Habla mucho acerca de ti. Dice que eres una persona simple, sencilla, sin pretensiones, que se interesa más por su intelecto que por su apariencia física, y en algunos casos, habla de una personalidad poco femenina.

A la hora de escoger qué accesorios usarás, recuerda que es importante que todos logren crear un efecto general de armonía. Si existe un elemento discordante podrás verte excéntrica, extroverdida, divertida, pero no elegante.

Si trabajas en el mundo de la moda y eres conocida por tu estilo diferente y audaz, seguro no te interesa verte elegante; pero, si trabajas para una compañía y quieres generar confianza en las personas con las que te relacionas, buscarás una imagen ejecutiva y elegante. Como ves, todo tiene que ver con tu personalidad, tus objetivos y tu estilo de vida.

Comprar y usar accesorios es una de las cosas que las mujeres más disfrutamos y debería ser, por lo tanto, algo divertido. Ahora que ya sabes que cada pieza tiene un significado y habla de tu personalidad, escoge con más cuidado qué mensaje deseas enviar.

Ya podrás entender la razón por la cual se aplica la frase: menos es más, cuando se trata de elegancia. Porque se trata de escoger sólo aquellas piezas que reflejan la mejor parte de tu personalidad y estilo, y que le cuentan al mundo tu mejor historia.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *