¿Verde o maduro?

El profesionalismo es la unión de una serie de elementos que conducen a alcanzar la excelencia en tu profesión u oficio: vocación, disciplina, competencia (conocimientos y habilidades) y compromiso hacia la labor que desempeñas. Y tú, ¿qué tan maduro eres respecto al trabajo? Contesta las siguientes preguntas y entérate.

1. Existe una actividad particular que no es de tu agrado y, esta vez, tu jefe te pide que la realices. ¿Qué haces?

a) Te niegas, argumentando que no te contrataron para eso.
b) La realizas, pero haces lo posible por demostrar tu disgusto.
c) Pones tu mejor esfuerzo y todas tus habilidades para llevarla a cabo adecuadamente.

2. En la oficina hay un compañero con el que no te llevas bien. Tú has decidido:

a) Molestarlo cada vez que puedes.
b) Responder a sus agresiones de la misma manera.
c) Tratar de llevar una buena relación laboral, haciendo a un lado los problemas personales.

3. En tu lugar de trabajo se organizan juntas para valorar el desempeño de cada miembro del equipo. Tú:

a) Criticas con dureza los errores de los demás.
b) Externas tu opinión sobre los otros, pero te molestas cuando te dicen tus errores.
c) Hablas de lo que te parece que se puede corregir y expones algunas propuestas.

4. Cuando uno de tus compañeros tiene alguna falla, ¿cuál es tu comportamiento?

a) Le dices que siempre hace todo mal.
b) Te molestas, porque es un error que te afecta directamente.
c) Aunque su falla afecta tu trabajo, hablas con él y le propones tu ayuda para mejorar sus procesos.

5. Este día ha sido tenso y largo para todo el equipo. De repente, te das cuenta de que uno de tus compañeros está cansado y no puede terminar una actividad que urge. ¿Qué haces?

a) Como ya terminaste, te vas a tu casa.
b) Dices a tu compañero que se tranquilice y le “eche ganas”.
c) Te quedas a ayudarlo.

Mayoría de A
¡Verde! Tu forma de conducirte en tu ámbito laboral puede ser indicativo de que tu trabajo ya no te satisface. En lugar de ser propositivo y apoyar a tus compañeros, te la pasas buscando la manera de pelear con ellos sin pensar que los resultados que se obtengan serán responsabilidad de todos. Tal vez, sea momento de considerar una modificación en tu actitud. Piénsalo.

Mayoría de B
A veces sí, a veces no. En ocasiones, tu actitud es negativa. Aunque cumples con lo que te ordenan, lo haces de mala gana, cuestionas las decisiones de tus jefes y criticas el desempeño de tus compañeros. Recuerda que un trabajo representa una oportunidad para crecer y, si lo haces con gusto, creatividad y disciplina, los resultados serán más satisfactorios para todos.

Mayoría de C
Maduro al cien por ciento. Tu actitud es muy positiva en tu trabajo. Te preocupas por emplear de la mejor manera todos tus conocimientos, experiencia y habilidades, en el desempeño de tus actividades. Eres una persona disciplinada y responsable. ¡Felicidades!

A veces, la rutina, el estrés y un ambiente adverso ocasionan que una actitud positiva en el trabajo se vaya deteriorando, lo que conduce a cometer errores. Cuando eres maduro profesionalmente, tu prioridad número uno consiste en emplear todo tu talento y esfuerzo para obtener resultados óptimos. “Somos buenos, ¡seamos mejores!”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *