¿Cuál es tu perfil en Facebook?

Al margen de saber si entras una, dos o hasta diez veces o más al día a esta red social, no sólo el tiempo que le dedicas habla de ti, también la forma en la que te desenvuelves te pone en evidencia. ¿Cuál es tu personalidad en la red?

1. La boda de un amigo fue el sábado pasado, el lunes inmediato tú:

a) Subes fotos de la fiesta en las que piensas te ves atractivo y en las que estás acompañado de mujeres de no de tan mal ver. Además presumes de lo “bien” que te la pasaste y lo estupendo que te quedó el traje.
b) Verificas que las fotos que subiste estén vistas y comentadas, quieres dejar claro con tus imágenes que ni los novios se la pasaron tan bien como tú, ya que fuiste el alma de la fiesta.
c) No fuiste a la ceremonia, sí a la recepción, sin embargo visitas todos los perfiles de los que fueron al evento completo para que video por video, así como imagen tras imagen, tengas en vivo la reseña de la fiesta.

2. En la mañana de un día cualquiera, ¿cuál es tu estatus?

a) Compartes el cansancio de tu trabajo creativo, pero haces énfasis en lo preparado que estás para el siguiente reto.
b) “Hoy listo para el juego de tenis y, después, más que puesto para la fiesta”.
c) Felicitas por un logro o cumpleaños a alguien que, aunque lleves años sin ver, te parece oportuno mandarle un recordatorio de lo buena persona que es.

3. Viene un fin de semana de puente, tú:

a) Escribes en tu estatus, sin dudar, el destino al que te irás y, por supuesto, cada momento de tu viaje lo subes a la red para que nadie ponga en tela de juicio lo viajero que eres. Tu firma es: @Las Vegas.
b) Para ti es imposible parar la fiesta, por lo que tu estatus arranca en este orden: Juevebes, Viernes de martinis, Sabadrink y Domingo: la volví hacer.
c) Entras el viernes por la mañana, tarde y noche para “peinar la red”.

4. Llega diciembre, da inicio la guerra de buenos deseos, sin embargo, tú quieres marcar la diferencia, por lo que:

a) Tu estatus es: “De compras en San Antonio, pero no los olvido”. Además de haber subido algunas fotos de las prendas de diseñador que adquiriste.
b) Escribes un mensaje a todos: “¡Salud!, desde la playa”.
c) Haces recuento fotográfico de la comida de fin de año y, por supuesto, haces el comentario de cómo han pasado los años y han llegado los kilos para algunos.

5. La relación con tu novia en la red es:

a) A tu ‘chiquibaby’ le escribes en su muro frases que la ponen loca de amor por ti: “Nena: eres lo mejor que me ha pasado”.
b) La foto que subes en tu perfil es con ella y, ambos por supuesto, con gafas oscuras y en plena fiesta.
c) Informas desde días previos a su cumpleaños o algún evento a celebrar que estás listo para festejar con ella y como dice la canción, “llenarla de besos”.

Mayoría de A
Seguramente tienes una gran cantidad de contactos en tu perfil y cuentas con testigos gráficos de tus viajes, logros, noviazgos e, incluso, la moto o auto de tus sueños. Lo que podría resultar muy valioso es que te detengas a pensar cuáles son las cosas que resultan realmente importantes o de interés para tus amigos y conocidos, así como cuáles vale la pena que guardes para tu vida privada. No te esfuerces en quedar bien con el mundo, si tú estás satisfecho contigo mismo, como el dinero y el amor, se nota.

Mayoría de B
Es un hecho, hay más de un par de fotos muy divertidas de ti en las que haces cosas estrafalarias; tu vida social es activa y, seguramente, tienes muchas solicitudes de eventos y amigos. Sin embargo, piensa que tu estancia en “Face” puede o no ser temporal, pero sí dejará huella y quizá en un corto tiempo no te haga tan feliz algunos rastros de tu vida desenfrenada. Recuerda, nada con exceso, todo con medida.

Mayoría de C
Para tus amigos eres la perla de sus entrañas, llevas cual cronista el día a día de cada una de las ceremonias, sucesos y cambios que cada uno sufre en su vida. Lo que también es cierto es que quizá en algunos hayas generado temor por tus indiscreciones o comentarios, no te arriesgues a ser borrado. Tu palabra clave es prudencia y tu frase: “Más vale pájaro en mano que ciento volando”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *