Tu primer súper

“Mis gustos, sus gustos” Después de todo lo que conlleva la organización de la boda y el establecimiento del nuevo hogar, llega un dilema más: qué comprar en el súper.

Realizar las compras en el supermercado es una actividad de descubrimiento y convivencia que puede fortalecer en gran medida la relación de pareja; para lograrlo es necesario que sus pequeñas diferencias en gustos y preferencias se conviertan en algo “enriquecedor”. Sin embargo, partiendo como base de que ambos proceden de hogares con gustos y costumbres muy distintos, y añadiendo a ello las prioridades personales que cada desarrolla a lo largo de su vida, la compra en el supermercado podría resultar toda una odisea para cualquier pareja.

A la par de los preparativos de la boda habrá que ir planeando las compras de todos los muebles, productos y artículos indispensables para su nueva morada, y uno de los básicos será la despensa.

Una recomendación bastante útil y exacta en este rubro, es realizar una visita ‘de prueba’ al supermercado. Lista en mano, tomen el carrito de compras y coloquen en él los básico y los productos que cada uno considere indispensables.

Con este ejercicio empezarán a salir las diferencias en marcas, sabores y presentaciones, así como artículos que resultan indispensables para cada uno y que no están contemplados en la lista, como podría ser el yogur para ti o el café de grano para él. Aquí empezará la “negociación” para decidir qué es lo que realmente comprarán. Una vez finalizada la elección, vayan al verificador de precios y, calculadora en mano, saquen el total de lo que será su primer súper.

Esta es una buena forma de determinar cuáles son los productos indispensables para su nuevo hogar, evitando adquirir aquéllos que no utilizarán y que terminarán en la basura junto con el dinero invertido.

Con esto tendrán una idea exacta de lo que necesitan comprar, así como el costo del mismo que, finalmente, formará parte del presupuesto de su nueva vida. Quizás les suene un tanto laborioso, pero sin duda, es la mejor manera de tener el presupuesto más aproximado de su primer visita al supermercado.

La lista del súper (búscala en la Guía Nupcial de Fiancée) será el mejor aliado para no olvidar lo necesario, y se convertirá en la base para que en sus futuras compras sólo revisen su alacena y refrigerador apuntando los faltantes.

Antes de decidir a qué supermercado acudirán, verifiquen los precios de aquellos que se ubican cerca de su nuevo hogar, visítenlos y comparen, pues los costos varían de uno a otro. No olviden revisar las ofertas y promociones vigentes.

Al momento de las compras, básense en calidad, precio y rendimiento antes de casarse con una marca y revisen la fecha de caducidad. Anoten los precios de sus adquisiciones en una libreta por si surgiera alguna diferencia al pagar.

En cuestión de alimentos perecederos como lácteos, carnes y huevos, adquieran sólo las porciones necesarias para cubrir el periodo de compras (semanal, quincenal o mensual), pues son alimentos con fechas de caducidad muy próximas. En frutas y verduras no se limiten a comprar únicamente piezas maduras, consideren que algunas serán usadas varios días después.

Al llegar a la caja es recomendable que uno de ustedes se mantenga al pendiente de la pantalla de cobro para verificar que no haya error en el precio de los artículos; el otro puede cuidar el empaque de las compras para no olvidar ninguna bolsa y, de paso, ver que sean correctamente empacados (en ocasiones, por descuido, colocan detergentes y alimentos en la misma bolsa).

Si no cuentan con automóvil tomen sus providencias para el traslado de las compras contemplando el costo del taxi, camión o en todo caso, pónganse de acuerdo con algún familiar con auto para acudir de compras el mismo día.

En tu alacena asigna un espacio para productos alimenticios y otro para los de limpieza —preferentemente en la parte baja— esto te evitará desagradables sorpresas y posibles accidentes.

Recuerda la compra en el supermercado es una actividad básica y necesaria; hacerlo de una manera eficiente dependerá, como todo en la relación, de una buena comunicación con tu pareja. Conviertan esta actividad en un momento de integración y ¡disfrútenlo al máximo! es parte vital de su nuevo hogar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *