Síntomas del enfriamiento del amor

El enfriamiento del amor no es privativo de las parejas que llevan años de casados, puede darse también durante el noviazgo cuando cualquiera de sus miembros sin darse cuenta, comienza a descuidar a su pareja.

No permitan que su relación se enfríe, tomen nota de estos puntos y si creen identificarse con alguno, no duden en platicarlo para encontrar la mejor solución.

1. Actividades individuales, de cualquier índole, que originan descuido del cónyuge o de los hijos.
2. Falta de confianza.
3. Tensión, nervios y agresividad.
4. Continuo malhumor (primero en la recámara, después delante de los hijos, más tarde delante de cualquiera).
5. Ponerse mutuamente en ridículo y evidencia.
6. Condenar al otro, culparlo de lo que sale mal.
7. Descuido físico de la persona.
8. Falta de diálogo y comunicación íntima.
9. Rehuir la compañía del cónyuge. Preferir la de parientes y amigos.
10. Desinterés o rutina en las manifestaciones de amor.
11. Frecuente y habitual frialdad en el trato mutuo.
12. Desinterés por las actividades del otro.
13. Falta de delicadeza, de pequeñas atenciones (en el noviazgo las tenían).
14. Más confianza con terceras personas que con el propio cónyuge (parientes, amigos, consejeros).
15. Refugiarse en el trabajo, en las ocupaciones de la casa, en la televisión, en la lectura…
16. Rencor que puede llegar a odio.
17. Tener temas tabú: evitar hablar de “eso”.
18. Tristeza o aburrimiento continuo en el hogar.
19. Sentimientos de desilusión, insatisfacción.
20. Vida espiritual equivocada (la que no sea de unión a Dios a través de la unión con nuestro cónyuge).
21. Pensar y actuar como solteros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *