Los cinco básicos de tu fiesta

Hemos ido a infinidad de bodas, quince años, graduaciones, bautizos, primeras comuniones y demás reuniones sociales; pero es justo hasta el momento en que comenzamos con la planeación de la boda cuando nos preguntamos cómo es que vamos a lograr convertir ese hermoso sueño en una espléndida realidad.

Miles de preguntas, dudas e inquietudes llegarán a tu cabeza una vez que pongan fecha al anhelado día y más de una noche estarás dándole vueltas a una sóla pregunta: ¿cuál será la mejor manera de comenzar con los preparativos? Pues para despejar esa tomentosa duda, me he dado a la tarea de enlistar los cinco pilares básicos de las bodas. Toma nota.

El templo
Generalmente, las mujeres ya sabemos en qué lugar queremos que sea nuestra ceremonia religiosa, así que lo conveniente es acudir al templo elegido para apartar la fecha y conocer los lineamientos que manejan, ya que no todas piden los mismos requisitos, hay variaciones en cuanto a los aranceles, documentos y a veces hasta en la coordinación con otras novias para la decoración.

Hay templos dentro de la ciudad que debido a la gran demanda abren sus libros de reservaciones en determinadas fechas, parroquias que no te incluyen al sacerdote y otras donde la decoración es muy sencilla. Por ello, es sumamente recomendable que éste sea tu primer paso, a partir de ahí se irán definiendo los demás detalles.

Si el recinto sagrado es tu prioridad, entonces el lugar del festejo girará en torno a él, es decir, buscaremos un salón cercano al tempo o, al menos, que cuente con fáciles y rápidas vías de acceso para evitar que nuestros invitados pierdan horas en el traslado.

Recepción
Para conocer el sin fin de opciones que hay en la ciudad o fuera de ella para la realización de la fiesta puedes recurrir a medios impresos especializados en el tema, a Internet e, incluso a la Sección Amarilla, mediante las imágenes que éstos te ofrecen podrás hacer filtros de los lugares en los que te gustaría que fuera tu recepción.

Con listado en mano, llama para conocer las políticas de cada uno de éstos lugares, ya que aglunos ofrecen paquete completo y así te están ahorrando la búsqueda del decorador y de la empresa de banquetes, mientras otros se limitan a a alquilar las instalaciones y te dan la opción de llevar proveedores de tu elección y en ocasiones, incluso, te brindarán una lista de los proveedores con los que trabajan por cuestiones de calidad.

Una excelente herramienta es que te proporcionen los costos por teléfono, correo electrónico, redes sociales o fax, así podrás tener elementos que te ayuden a definir si te conviene o no; ya con esta base, lo conveniente es que los visites para que veas las instalaciones y cheques todos los detalles que te interesan.

Contratar con tiempo es lo más conveniente, pues hay meses como marzo, abril, mayo, octubre, noviembre y diciembre en que las bodas están a la orden del día y si te esperas te ganarán la fecha.

Música
La música de tu boda es uno de los elementos de mayor trascendencia, por eso, ocupa este tercer lugar en importancia, ya que dependiendo de lo bueno que el grupo o DJ sea, será la garantía del éxito de tu fiesta, así que no esperes demasiado para hacer la selección y contratación correspondiente.

Aquí lo recomendable es llamar y preguntar costos, así como pedir fechas y lugares en los cuales podrás presenciar sus ensayos o, en todo caso, cuestionar sobre qué tipo de material visual te mostrarán al visitar sus oficinas, por lo general te muestran videos de sus últimas actuaciones en eventos sociales. Son pocos los grupos y Dj que pueden invitarte a presenciar su participación en un festejo privado y es normal pues no todas las parejas están dispuestas a recibir “invitados extra” en sus eventos.

Como en todo, hay miles de opciones, para que te asegures de la calidad y el servicio que ellos brindan, lo recomendable realizar un par de llamadas a sus últimos clientes, ellos te darán las referencias sobre cómo les fue en su evento. Hay grupos, equipos de luz y sonido y disck jockeys sumamente cotizados, así que si quieres uno en particular, por recomendación o porque una vez los viste y te llenaron el ojo, llama lo más pronto posible porque hay fechas apartadas con más de un año de anticipación.

Banquete
Otro de los factores sumamente relevantes es la empresa de banquetes, el menú de tu boda puede hacer la diferencia entre un festejo cualquiera y uno con mucho estilo. Las opciones son variadas y sorprendentes: las hay buenas, malas, término medio, económicas y sumamente caras, la elección depende de tus necesidades.

Lo ideal es que llames y pidas una cotización para tu evento. Cuando lo hagas, especifica bien lo que deseas y si ya tienes el lugar, coméntales, pues hay lugares en los que hay que llevar todos los elementos necesarios para cocinar y eso repercute en los costos.

Por lo general todos manejan menú mexicano tradicional, elegante y comida internacional, con modernidades como carta fusión, tai y la ya clásica italiana, así que la gama es variada y mucho depende de tus gustos y los de tus invitados. Si quieres otro tipo de alimentos, pregunta sobre las flexibilidad que tienen para adaptarse a tus deseos.

En algunas empresas dedicadas a este ramo, hay personal súper especializado que puede recomendarte proveedores para la decoración, instalación de toldos, músicos, invitaciones, iglesias y demás servicios relacionados, así que no dudes en preguntar.

Decoración
La decoración es uno de los elementos de trascendencia dentro de tu boda, ya que será uno de los servicios que podrá hacer la diferencia entre una fiesta y otra, por la originalidad de los conceptos que se manejan hoy en día.

En las revistas especializadas podrás encontrar proveedores que se encargan de decorar el lugar de tu fiesta o, bien, puedes acudir a algunas floristerías que te ofrecen además de arreglos, otros elementos decorativos en alquiler como antorchas, pantallas, velas, sillones, mesas, periqueras, chimeneas y entre otros.

Lo más recomendable es que visites algunas de ellas y veas las opciones que te manejan, ya que en estos tiempos todo está en renta y no tienes que hacer gastos estratosféricos para lograr el ambiente que has soñado.

Estos profesionales ya cuentan con el personal adecuado para brindarte el servicio que quieres, sin embargo, al momento de contratar, que todo quede por escrito, para que no haya sorpresas desagradables el día de tu boda. En este apartado deja especificado el servicio que te van a brindar, la hora de la entrega y las zonas que se decorarán y qué elementos te están incluyendo dentro del precio.

En todos los casos, cerciórate que estás tratando con profesionales, con personas cuya experiencia pueda ser comprobada, ya sea con fotografías y con clientes a los que tu puedas llamar o ver para cerciorarte del trabajo recibido, más vale prevenir que lamentar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *