Las Alamandas Resort

Coloridos muros con detallados de roca incrustada, techos de teja de barro y paja, terraza y pisos de cerámica, caminos y andadores decorados con mosaicos de piedra de río, árboles, flores exóticas, pájaros salvajes, lagunas y playas de fina arena blanca. Auténtica postal del paraíso, porque sabrá usted que hospedarse en Las Alamandas Resort, es justamente eso.

Las Alamandas, nombre de la flor amarilla también conocida como copa de oro, le da nombre a este paradisíaco lugar. Club de playa con palapa circular de doce metros de altura, deck de madera y tumbonas de teka para recibir la brisa del mar o, si lo prefiere, comer frente al Pacífico en una de sus agradables salas, disfrutar la alberca o su placentera hamaca matrimonial de hilo, pequeña muestra de lo que le ofrece este íntimo resort de lujo.

Romántico y ecológico hotel boutique para un máximo de 30 huéspedes, con 14 amplias y lujos suites dividas en villas de sobrio estilo mexicano con colores, textiles, artesanías y elementos elegidos personalmente por la propietaria y desarrolladora Sra. Isabel Goldsmith Patiño. Amplios baños decorados con Talavera, ducha, tina, doble lavabo y jacuzzi al aire libre bajo techo de teja rodeado por una cerca de troncos que le darán esa libertad picaresca.

Desayunar bajo la palapa con platón de frutas tropicales, huevos rancheros y jugos naturales, recibiendo la brisa del mar. O cenar en su restaurante Oasis rodeado de palmeras con plácida vista al mar: inolvidable ensalada de espinacas y filete madeira, donde fuimos acompañados nada menos que por una manada de 17 tejones que hicieron las delicias de los comensales. El chef mexicano Alejandro Aguilar Morales es el autor de las maravillas gastronómicas que en este lugar se degustan, todas elaboradas con ingredientes orgánicos y acompañadas por exóticos vinos mexicanos, chilenos, argentinos, franceses y españoles.

Además, bar de tequilas y margaritas tropicales con seductora mezcla de exóticas frutas, y el idílico Estrella Azul, bar con mención aparte que combina las técnicas de los mejores bar lounges del mundo donde encontrará cómodas salas lounge color turquesa capitaneadas por su barra multicolor con una amplia colección de vinos Premium, tequilas, mezcales, afrodisiacos y cocteles sin que falte el telescopio, para deleite de los románticos, que le da nombre al bar.

De tour por la propiedad encontramos 600 hectáreas de selva subtropical, huertos orgánicos, laguna, el río de san Nicolás y su desembocadura al mar, miradores; venados, jabalíes, mapaches, tlacuaches, tejones, armadillos y chachalacas, especies con las que se convive en su hábitat natural. Todo esto, en conjunto, le permite hacer sus fantasías realidad ya sea de picnic o en tumbonas con sombrillas y servicio de toallas, puesta del sol, champaña, quesos, alimentos y bebidas, y la playa solo para ustedes.

Pista privada para recibir mini-jets, helipuerto y 6 kilómetros de playas privadas. Mucho qué decir, pero le bastará saber que Jeniffer Aniston y Brad Pitt, Christy Turlington y Ed Burns, pasaron su luna de miel aquí; Will Smith, Robert de Niro, Nicolas Cage, Meryl Streep y Sting, también han disfrutado de este paraíso. Reportajes en revistas inglesas, norteamericanas, francesas, japonesas, alemanas y rusas, reconocimientos internacionales y demás, lo harán constatar por qué aseveramos que Las Alamandas Resort es un paraíso en la tierra.

Las Alamandas Resort
Fecha de inauguración: 1990.
Categoría: Hotel Boutique, Categoría Especial.
Estilo arquitectónico: Mexicano tradicional.
Habitaciones: 14 lujosas suites distribuidas en 6 villas; todas equipadas con aire acondicionado, ventiladores de techo, teléfono con acceso directo, minibar, terraza privada, espaciosas salas y comedores; amplio baño decorado con piezas de Talavera, lavamanos doble, tina, ducha y bidet; decoración basada en coloridos textiles y artesanías, sofás en rattán tapizados, cojines bordados a mano, mobiliario y cerámica de manufactura artesanal dentro de la misma propiedad.
Instalaciones: más de 680 hectáreas de paraíso natural, 6 kilómetros de costa divididos en 4 playas de arena blanca; alberca, galería de arte, club de niños, club de playa, cancha de tenis, dos bares, dos restaurantes, boutique, gimnasio completamente equipado, salón Media Room, pista de aterrizaje y más.
Servicios: más de cien empleados para un máximo de 30 huéspedes crean la atmósfera ideal para bodas exclusivas, cenas románticas, noches de idilio al lado del mar; conferencias y pequeños eventos sociales; Internet inalámbrico, yoga, pilates, masajes, tratamientos corporales, entre otros.
Servicios extra: transporte, vehículos en renta, servicio de picnic.
Gastronomía: cocina regional, mexicana, europea e internacional con recetas orgánicas y dietéticas servidas en el Restaurante Oasis, elaboradas con ingredientes frescos: pescado y mariscos recolectados diariamente, pollo criado en propiedad, huevos orgánicos; carne de res orgánica traída desde Monterrey, frutas y vegetales cultivados en la propiedad.
Cava: el bar Estrella Azul y el bar Oasis cuentan con vinos de reconocidas casas vitivinícolas de México, Francia, Italia, España, Chile, Argentina, Australia y Estados Unidos; más de 250 marcas Premium nacionales e importadas, seleccionadas por cuatro sommeliers mexicanos y una sommelier alemán.
Actividades por realizar: voleibol, básquetbol, tenis, ping pong, badminton, croquet, ajedrez gigante, petanca, fútbol; snorkeling, surf, boggie boards; paseo a caballo, bicicleta de montaña, excursionismo, buceo, paseo en lancha, etcétera.
Lo mejor del lugar: ambiente exclusivo, inigualable clima y extensos kilómetros de playas vírgenes privadas ofrecen la posibilidad de un saludable retiro, verdadero, único e inolvidable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *