Cómo elegir tu traje de baño

Llegan las vacaciones y te vas de luna de miel o, simplemente, se te ha presentado la grata  oportunidad de caminar sobre la arena escuchando el vaivén de las olas del mar. Entonces necesitas un buen aliado: tu traje de baño. ¡No temas! aquí te diremos cuál te va mejor…

Si las vacaciones en la playa te aterran por el simple hecho de encontrar un buen traje de baño que esconda esos pequeños ‘detallitos’ que, digamos, no acaban de convencerte, es momento de cambiar de actitud. Los trajes de baño, como cualquier prenda, deben ser acordes a tu figura para lograr resaltar las bondades que la Madre Naturaleza te ha obsequiado. Una buena elección hará de figura un momumento digno de admiración, y lo mejor: sin importar cuáles sean tus medidas.

Si te decides por unas vacaciones o una luna de miel en la playa te diré que la prenda para vacaciones que más trabajo nos cuesta encontrar es el traje de baño, pues con la idea de ‘estar’ a la moda olvidamos elegir el que más favorece a nuestro tipo de cuerpo. A menos que tu cuerpo esté perfectamente equilibrado en cuanto a peso, estatura y complexión, cualquier estilo se te verá bien; pero para las simples mortales, como tú y como yo, permíteme ofrecerte algunos consejos para lograr que esta seductora prenda logre equilibrarte visualmente mediante formas, colores y diseños, así, sólo te dedicarás a gozar del paraíso terrenal.

Espalda ancha y caderas angostas: opta por modelos con cuello halter (tirantes que se unen detrás del cuello), tirantes delgados o estraple. Si es de dos piezas cuida que la parte inferior posea colores más claros, adornos e incluso franjas horizontales. No te vendría nada mal un modelo de cinturón a la altura de la cadera.

Espalda angosta y caderas anchas: contrario al ejemplo anterior usa colores claros en la parte superior (busto), estampados o adornos y tirantes más anchos para ampliar ópticamente los hombros. Para el short o calzón del traje elige colores oscuros y mates como azul marino y negro.
Baja estatura: prefiere los trajes lisos y sencillos o con estampados muy pequeños. Los diseños con un solo tirante también te favorecen si tienes brazos delgados.
Busto grande: di no a los estampados grandes y a los colores claros sobre el busto. Di sí al cuello en V pues te favorecerá bastante. Busca tonos oscuros, tirantes ligeramente anchos y que tengan protección en el busto.
Busto pequeño: franjas, adornos y plisados en el pecho. Los colores claros y brillosos te harán lucir sensacional.
Demasiado delgada: a ti te favorecen los tejidos gruesos y los estampados de medianos a grandes en colores claros y con brillo.
Sobrepeso en general: ¡claro que puedes lucir divina! Elige los trajes de baño con efecto reductor, es decir que en su textura posean más del 18% de lycra, eso sí, en colores lisos (sin estampados) y oscuros. No a las telas con brillo. Un buen truco es auxiliarte con un pareo que caiga seductoramente hasta los tobillos y, claro, en el mismo tono de tu traje.

Ahora tienes las claves para elegir los mejores modelos y colores. Y no olvides que las vacaciones y la playa son para disfrutar y divertirse en grande, así que prohibido recluirse en la habitación, ¡a disfrutar se ha dicho!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *