Celulitis, ¿yo?

La mercadotecnia se ha encargado de instaurar como prototipo de belleza a una mujer esbelta de cabello envidiable, piel perfecta y cero celulitis; sin embargo, la realidad dista mucho de ello: médicos expertos afirman que nueve de cada diez mujeres padecen celulitis.

La celulitis es un problema que ha perseguido a la mujer durante años. No sé conoce con precisión desde cuando existe, pero si observamos cuidadosamente las obras de artistas como Renoir y Rubens encontraremos que sus modelos, de cuerpos robustos, mostraban protuberancias y pequeños hoyuelos en la piel en zonas como caderas, abdomen, brazos, pompas y muslos.

Paniculopatía Edemato Fibro Esclerótica, es el término médico de la celulitis que consiste en el aumento de tamaño de los adipositos, células almacenadoras de grasa que incrementan su volumen por la sobre producción de estrógenos. Esta acumulación excesiva de grasa impide la eliminación de toxinas y como consecuencia se debilita la elasticidad de las fibras que mantienen firme la piel dándole una apariencia deforme similar a la de la cáscara de una naranja.

Aunque la principal causa de la celulitis esté relacionada con las hormonas femeninas, ésta también puede ser de carácter hereditario. Otros factores que contribuyen al desarrollo de la piel de naranja son la obesidad, el tener una vida sedentaria, una dieta poco saludable y un ritmo de vida lleno de estrés.

No es asunto de un día que los muslos de una mujer estén llenos de celulitis, es un proceso en el cual se pueden apreciar tres etapas. En la primera no se puede detectar la celulitis simple vista, hay que oprimir la piel para que aparezcan pequeñas bolitas de grasa. En la segunda fase, la piel de naranja se puede observar sin necesidad de plegar la piel y en la tercera se comienzan a formar protuberancias que se pueden apreciar claramente aún a través de la ropa. Conforme va avanzando este problema, más difícil es de controlar.

Para disminuir la celulitis hay que tener mucha fuerza de voluntad y disciplina ya que no se puede erradicar en un dos por tres.

Quiero deshacerme de la celulitis
Es indispensable que realices ejercicio. Correr, nadar, caminar y los aeróbicos son algunos de los deportes más recomendables ya que se hace un trabajo intenso en la zonas problema (muslos, vientre, brazos y nalgas).

La dieta que se debe llevar tiene que ser baja en grasas. Se sugiere que en lugar de carne roja se consuma pollo y pescado. Los alimentos irritantes, las bebidas con gas y el café se pueden consumir pero de una forma limitada.

Lo que más debe predominar en tu dieta son frutas, verduras, alimentos con fibra y para eliminar mejor las toxinas hay que beber un mínimo de dos litros y medio de agua natural al día.

Si a los consejos anteriores se les suma el buen descanso, el bajo consumo de bebidas alcohólicas y dejar el cigarrillo, el problema estará siendo combatido de una forma más intensa.

¿Qué más hago?
Actualmente el combate a la celulitis se ha vuelto una mina de oro para el área de la cosmetología. Los laboratorios de grandes firmas han desarrollado productos cuya eficacia en el tratamiento de la odiosa piel de naranja está comprobada.

Las clínicas de belleza y los spas día a día cuentan con personal más capacitado para dar masajes reductivos y reafirmantes que ayudan a mejorar la circulación.

La liposucción pareciera ser la solución más adecuada a este problema, pero cabe aclarar que este procedimiento quirúrgico no elimina del todo los depósitos de grasa, en el mejor de los caso los reduce a su mínima expresión. Si una mujer se practica una liposucción y no lleva un régimen alimenticio balanceado, no hace ejercicio y se deja engordar, la celulitis aparecerá de nuevo.

No hay una varita mágica, ni un producto milagroso capaz de controlar la celulitis en un abrir y cerrar de ojos y sin ningún esfuerzo, todo es cuestión de que te decidas a recuperar la belleza de tu cuerpo de una forma disciplinada y constante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *