¿Cómo aman los hombres del nuevo siglo?

En la actualidad, las mujeres continúan acumulando éxito profesional y económico; pero, los convencionalismos y el arraigo a una añeja cultura de roles provocan que los hombres se sientan vulnerables e intimidados por estos logos del sexo femenino.

Brisa ha decidido dejar de buscar a Emilio. Por más señales que le manda, parece no tener interés en invitarla a salir o conocerla más. “Ni modo”, piensa decepcionada. La verdad es que a Emilio le encanta, pero cree que no tiene nada qué ofrecerle. Ella es gerente de una sucursal bancaria y él recién ha comenzado un nuevo empleo y está estudiando una segunda carrera.

La psicoanalista Jenifer Salinas, encargada del departamento de psicología de la Coordinación de Centros de Desarrollo Infantil de PEMEX, explica que hoy enfrentamos un cambio de roles, y afirma: “Los hombres son educados para ser proveedores y las mujeres, administradoras del hogar. Cuando se invierten estos papeles, ellos se sienten invadidos y amenazados”.

La especialista explica que esto se debe a que los hombres tienden a basar su masculinidad en el éxito profesional y económico, y enfatiza: “Al toparse con una mujer más exitosa, los hombres sienten miedo a ser despojados, pues para ellos el poder lo tiene el más fuerte”. Además, añade que el ego también juega un rol importante, ya que ellos buscan impresionar y provocar admiración: “Cuando un hombre le cuenta a sus amigos que su esposa gana más o tiene mejor puesto, es objeto de burlas y eso puede dañar su seguridad y autoestima”.

Los dos aportan
No hay nada de malo en cambiar de rol. Si apenas estás despegando y ella ha avanzado más, no debes sentirte menos valioso. Una pareja es un equipo y los logros de uno representan bienestar para el otro, siempre y cuando los compartan.

Recuerda que hay muchas maneras de aportar, y esto nada tiene que ver con el tema económico. Si le das demasiado valor al dinero y al éxito profesional, es probable que atraigas a quienes únicamente se fijan en eso.

“Es importante darse la oportunidad de vivir la experiencia y aprender de ella. El hombre puede adoptar un nuevo rol y sentirse cómodo si su autoestima y seguridad son sólidas. Quedarse en casa, administrar el hogar o cuidar de los hijos no los hace inferiores”, destaca la psicoanalista.

Aprende a admirarla
El amor se fortalece si admiras a la persona que está contigo. Tener a tu lado a una mujer que no necesita depender económicamente de ti no debe hacerte sentir menos, al contrario. Siéntete orgulloso de sus logros y comparte con ella sus triunfos. Demuéstrale que cuenta contigo y que puedes acompañarla en el camino sin sentirte intimidado. La seguridad que tengas en ti mismo será la confirmación que su relación está construida en bases sólidas.

Consejos
Busca el equilibrio: lo que ambos aporten es valioso e importante. Tomen decisiones juntos, lleguen a acuerdos, construyan una comunicación fuerte y negocien.
No compitas: pensar que la única manera de ganar su respeto y admiración es estar al mismo nivel de ella es un error. Si compites, tu relación se verá deteriorada, ya que ello implica sacar ventaja de un adversario. En una relación de amor, eso no debe existir.
Comparte: interésate en lo que hace y apóyala. Mantenerte enterado sobre sus avances, dificultades y retos, hará que haya total libertad en celebrar sus éxitos a la par de sentirse apoyada cuando necesite de ti.
Comunícate: hazle saber que estás orgulloso de ella y que sus logros son también tuyos.

Ser hombre no tiene nada que ver con el bolsillo, logros profesionales o acumulación de la riqueza. Una relación amorosa requiere que ambas partes sepan valorar las cualidades del otro, busquen su bienestar y sepan hacer sinergia de las virtudes con las que cuentan.

Cada vez que ella tenga una nueva conquista profesional, debes sentirte feliz de tener a tu lado a una mujer que busca la realización de sus sueños y que ve en ti, a ese hombre seguro que nada lo intimida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *