Adicción a los videojuegos

Aprovecha este hobbie para reunirte con tus amigos y familiares, así pasarás buenos momentos en compañía.

Para distraernos del estrés que hoy es parte de la vida cotidiana, buscamos una cantidad innumerable de distracciones. Una opción que es muy popular y divertida son los videojuegos; sin embargo, si esta actividad que fue designada para pasar el tiempo llega a consumirlo, puede conllevar secuelas negativas.

Tener balance es importante para lograr una vida plena. Precisamente por eso no es posible pasar todo el día durmiendo, trabajando o dedicándonos a una sola actividad. La adicción en cualquier forma es exactamente eso: la falta de equilibrio. La psicóloga Elizabeth Ríos Hernández explica: “Dejar que una actividad se apodere de nuestro tiempo y no nos permita enfocarnos en actividades prioritarias, es una señal de la adicción”.

La afición desmedida a los videojuegos, como cualquier adicción, acarrea consecuencias notables. La especialista sostiene: “’Pérdida’ es una palabra que se relaciona con la dependencia del videojuego, además del tiempo, uno pierde el control y el contacto con la vida real”. El mal manejo del reloj puede derivar en fallar en nuestros compromisos, lo cual afecta a las amistades y otras relaciones.

Esta adicción puede causar un distanciamiento de la realidad. Este alejamiento puede manifestarse cuando el afectado empieza a medirse solamente por logros virtuales, lo cual lo llevaría a descuidar los deberes reales. “En vez de preocuparnos por ser buenos estudiantes, padres o miembros de sociedad, toda nuestra energía se orienta en metas virtuales,” afirma la especialista.

No obstante, podemos disfrutarlos de manera medida. Si crees que tienes alguno de estos síntomas, la especialista recomienda tres pasos sencillos: reconocer el problema, querer cambiarlo y buscar otras actividades para ocupar nuestro tiempo.

Hay un sinnúmero de acciones que pueden llenar este espacio. “Leer o buscar maneras de liberar tu creatividad como pintar o aprender a tocar un instrumento, son algunos ejemplos. Hacer ejercicio es otra opción viable que no sólo te alejará de tu adicción, sino también mejorará tu salud y te dará calidad de vida”, afirma la especialista.

Los videojuegos son una fuente entretenida de diversión y una manera de ocupar los ratos libres, pero son mejores cuando no permitimos que nos controlen. Por ello, es importante cuidar que el tiempo que dedicamos a nuestros hobbies esté equilibrado respecto al que dedicamos a nuestra familia y a otras actividades que nos pueden redituar mayores satisfacciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *