Londres, soberano y moderno

Lady Di, Peter Pan, William Shakespeare, Sherlock Holmes, Los Beatles, ¿qué tienen en común? La capital del Reino Unido. Muchos sostienen que esta oscura y nostálgica metrópoli es la más cosmopolita de toda Europa.

Londres es una hermosa mezcla entre lo antiguo y lo vanguardista, una lucha entre lo establecido y lo pasajero, eso es precisamente lo que la hace interesante. Caminar por sus serpenteantes calles y hacerse a la idea de que el tráfico fluye en dirección opuesta, observar la diversidad de las personas que transitan por ellas y sentir su incansable pulso, es un verdadero espectáculo.

Londres en la historia
Esta ciudad, fundada hace más de dos milenios, tiene una historia interesantísima, digna de cualquier novela. La palabra Londres proviene de dos vocablos celtas: Llyn, lago, y Dun, fuerte y plaza fuerte. El lugar comenzó a tomar importancia en la época romana (43 d. de C.). En aquel tiempo Londinium, como era llamada, prosperó debido al río que la cruza, el Támesis. De ahí en adelante, su accidentada historia ha estado marcada por revoluciones de todo tipo.

Las visitas obligadas
Lo primero para recordar es tomarte cuatro fotos: la primera dentro de una cabina telefónica roja; la segunda, a un lado de un Guardia Real, sí, esos del gran sombrero y traje rojo, y ¡es cierto! jamás moverán un músculo; la tercera, es en el puente de Westminster teniendo como fondo al reloj más famoso de todos: el Big Ben; la cuarta foto será en un Pub, bares ingleses famosos por sus bebidas donde después de tomar dos enormes “pintas” o vasos de cerveza, posarás con cara de gusto para la cámara. Luego, podrás visitar los siguientes lugares.

Piccadilly Circus
El equivalente al Time Square de Nueva York. El lugar de reunión para todos los jóvenes. Aquí hay de todo: increíbles espectáculos callejeros gratuitos que van desde música reggae hasta tradicionales gaiteros ¡en vivo!, bares, teatros, restaurantes y las famosas macro tiendas de música.

Barrio del Soho
A unos pasos de Picadilly está el lugar más alternativo de la ciudad más cosmopolita, Soho. Aquí se encuentran los clubes más exclusivos y los antros más vanguardistas del mundo. Si existe un lugar que represente al ambiente nocturno del Viejo Continente, es este.

El British Museum
El museo con una de las colecciones más importantes del mundo. Ahí están representados los mayores logros del hombre desde tiempos prehistóricos hasta la soberbia artesanía medieval. Lo más recomendable del museo: la sala egipcia y sus momias, la famosa piedra roseta, los restos del Partenón y algunas piezas de una de las siete maravillas del mundo antiguo, El Mausoleo.

Y más…
Las casas del Parlamento: un suntuoso palacio gótico victoriano. En la torre de San Esteban está el Big Ben cuyas campanadas son conocidas en todo el mundo.
El Tower Bridge: el puente más famoso de Londres inaugurado en 1894, de vez en cuando se abre para que pasen los barcos. El paseo por el puente da una hermosa vista de la ciudad.
La Torre de Londres: oficialmente el Palacio Real y Fortaleza de su Majestad, esta torre ha sido fortaleza, residencia real, casa de moneda, prisión y hasta tesoro. De particular importancia es visitar las colecciones de armas, armaduras, las joyas de la corona, la capilla de San Juan —la más antigua de Londres—, la reja de los traidores y el tronco del verdugo.
El Palacio de Buckingham: residencia de la realeza desde los tiempos de la Reina Victoria. El cambio de guardia, una ceremonia impactante, tiene lugar en el patio exterior a las 11:30 en punto. También vale la pena visitar el cercano parque de Sant James.

Por último, para comenzar a descubrir los secretos de esta hermosa ciudad, mi recomendación es un viaje de una semana, como mínimo. ¡Feliz luna de miel!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *